Tratados de Libre Comercio y Tratado de Protección de Inversiones

publicado el 18/02/2014 a las 17:50 .

Resolución 2

 

1. Los Tratados de Libre Comercio (TLC) y los Tratados de Promoción y Protección de Inversiones (TPPI), tienen efectos negativos sobre los sistemas productivos de la región y son además instrumentos de absorción de mercados por parte de las grandes potencias. Profundizan las asimetrías entre naciones enriquecidas y empobrecidas, aumentan el poder de las corporaciones y potencias frente a los pueblos, profundizando las raíces neoliberales de exclusión y pobreza para las mayorías y ganancia y concentración de la riqueza para las minorías.

2. La CSA afirma su total repudio a los TLC y TPPI, que son la expresión máxima del capitalismo y siguen en el orden del día en la agenda de los gobiernos neoliberales y de las corporaciones. De manera particular alertamos frente a la utilización del Sistema de Solución de Diferencias entre Inversores y Estados (ISDS), que forma parte vital de todos los TPPI, que viene siendo accionado en la región para obligar a los gobiernos a limitar políticas soberanas, sometiéndolos a costosas demandas internacionales por el supuesto perjuicio a las corporaciones, lo que se traduce en la profundización de la Deuda Externa, el estímulo a las privatizaciones y la reducción de la inversión de los Estados para proteger a las mayorías.

3. Mantenemos nuestra oposición a todos los TLCs vigentes porque han demostrado su total inconveniencia para los intereses de los países de las Américas que los han suscrito y en especial para las condiciones de vida y trabajo de la mayoría de la población. Proponemos la inmediata suspensión de los tratados firmados a fin de preservar la soberanía y autodeterminación de los pueblos y naciones y revertir sus efectos perversos para las futuras generaciones. Instamos a las organizaciones sindicales de los países involucrados a poner en evidencia la fragilidad y poca efectividad de los mecanismos establecidos en dichos tratados para amparar los derechos de las/os trabajadores/as.

4. Expresamos nuestra preocupación ante la retomada de las negociaciones entre la Unión Europea y los gobiernos del Mercosur, para avanzar en la firma del tratado entre ambos bloques, paralizado desde 2004. Para el movimiento sindical de la región no existe absolutamente ninguna condición para la firma de este acuerdo, porque contiene las mismas desventajas y peligros demostrados en los otros TLC´s cuyos efectos han sido plenamente notados en la región. Mercosur debe retomar su agenda para estimular las economías y el desarrollo de los países miembros, fortalecer la integración regional y favorecer la inclusión social de sus pueblos.

5. Repudiamos la nueva generación de tratados multilaterales, tales como el Tratado Internacional de Servicios (TISA), el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), el Acuerdo integral de Economía y Comercio (CETA), entre otros. Estos acuerdos representan la radicalización de la agenda del dominio corporativo y las empresas multinacionales sobre la economía del planeta y un serio peligro para la democracia y la gobernanza mundial. La CSA se compromete a llamar acciones nacionales y regionales conjuntas con los demás movimientos sociales contra los Tratados de Libre Comercio y los mecanismos que se imponen para garantizar su dominio sobre las soberanías de los países, el interés de los pueblos y los derechos de las/os trabajadoras/es.

RESPONSABLE POLÍTICO:

RESPONSABLE TÉCNICO:

SITEMAP