Salud Laboral

publicado el 13/03/2015 a las 11:03 .

 

1. La CSA reafirma su compromiso con la defensa de la Seguridad Social y de la Salud Laboral como Derechos Humanos y elementos estratégicos del Trabajo Decente. Revalida el contenido de la Plataforma Continental en Seguridad Social (PLACOSS), la Estrategia Sindical en Salud Laboral para las Américas (ESSLA) y la Plataforma de Desarrollo de las Américas (PLADA), como herramientas de acción sindical socio-política. Defiende un modelo de seguridad social integral, solidario, redistributivo y universal bajo la responsabilidad del Estado, rechazando cualquier propuesta privatizadora. Por lo que, defiende que los Sistemas de Seguridad Social privados establecidos en la región sean revertidos en públicos. La salud y la vida de las/os trabajadoras/es no son una mercancía.

2. Para mejorar los niveles de Protección Social, reivindicamos la creación de comisiones tripartitas (con paridad de género), promoviendo la participación de las/os trabajadoras/es en actividad y jubilados en el diseño, seguimiento, control y gestión de los sistemas de protección social. Defendemos la implementación de políticas destinadas a eliminar la discriminación de género, garantizando la protección de la maternidad, la aplicación del Piso de Protección Social y el reconocimiento urgente del cuidado como derecho y los trabajos de cuidado como un componente de la protección social; por lo que es necesario desarrollar políticas públicas, con enfoque basado en la equidad, específicas para garantizar este derecho.

3. La CSA exige mecanismos efectivos de fiscalización para identificar la evasión y elusión en las aportaciones, aplicar sanciones y recuperar los recursos provisionales, fortaleciendo las leyes nacionales y los sistemas de inspección, y planteando acciones penales en contra de los empleadores por el delito de fraude que atenten contra la salud y seguridad de las y los trabajadores.

4. Defendemos las normativas jurídicas internacionales que garantizan el derecho a la seguridad social para los migrantes, lo que debe ser asegurado en los procesos de integración regional como la UNASUR, CAN, SICA y CARICOM, así como en la implementación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social y el Acuerdo Multilateral de Seguridad Social del Mercosur. Tampoco puede soslayarse la necesidad de un instrumento de Seguridad Social en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA).

5. Ante los permanentes y cada vez mayores riesgos laborales producidos por agentes químicos, biológicos y físicos en diversas formas, por la exposición a sustancias químicas peligrosas en todos los sectores, la CSA llama a sus afiliadas, en coordinación con la CSI a desarrollar las acciones prioritarias y articuladas en los planos formativo, jurídico, de lobby, movilización, de incidencia, de difusión en temas como minería, amianto, nanotecnologías y su impacto en la salud y vida de las/os trabajadoras/es.

6. Reafirmamos la importancia de que la salud laboral sea incluida en la agenda sindical en el ámbito nacional, con la creación de departamentos, secretarias o comités de salud laboral, así como la adopción de planes de trabajo por el movimiento sindical. Los lugares de trabajo son más seguros donde las personas trabajadoras están sindicalizadas. En esa línea, conscientes de la importancia de la Negociación Colectiva como herramienta fundamental de la clase trabajadora para la reivindicación y garantía de sus derechos se hace fundamental la incorporación y fortalecimiento de las cláusulas de salud laboral desde una perspectiva integral y de género en los convenios colectivos.

 

RESPONSABLE POLÍTICO:

Laerte Teixeira

laerte.teixeira@csa-csi.org

RESPONSABLE TÉCNICO:

Isamar Escalona

isamar.escalona@csa-csi.org

SITEMAP