Paz, Democracia y Derechos Humanos

publicado el 13/03/2015 a las 11:28 .

Resolución 15

 

1. La Paz, la Democracia y los Derechos Humanos son valores fundamentales de la clase trabajadora y los sindicatos somos actores protagónicos de los mismos. Los derechos sindicales son derechos humanos conquistados en la lucha social, y consagrados por los más importantes instrumentos jurídicos internacionales y regionales.

2. Las Américas deben ser un territorio de paz. Condenamos toda forma de dominación y violencia por parte de gobiernos y otras esferas de poder, así como la injerencia e intervención externa en asuntos internos de cada país. Rechazamos la instalación de bases militares extranjeras en territorios nacionales y exigimos el retiro inmediato de las existentes. Alertamos sobre la expansión del narcotráfico y la forma en que la violencia asociada a esta actividad afecta a la actividad sindical. Demandamos el cierre de la cárcel de Guantánamo e instamos a los países a que acojan a las víctimas de abusos de este presidio. Repudiamos todo tipo de acto terrorista y alertamos sobre el riesgo que se utilice la justificación del combate al terrorismo para limitar derechos democráticos.

3. La CSA defenderá la democracia y luchará por su consolidación en las Américas. Condenará toda forma de represión y criminalización de la acción colectiva y la manifestación social. Denunciará toda discriminación, persecución, tortura y asesinato de dirigentes sociales. Respaldará los procesos relativos al respeto a la Verdad, la Memoria, la Justicia y la Reparación por los crímenes contra sindicalistas. Condenará la corrupción en todas sus formas, resaltando su carácter limitante del desarrollo, el papel activo de las grandes empresas como agentes corruptores, y la movilización de la sociedad civil como mecanismo efectivo de control social.

4. La CSA se compromete a seguir mejorando la capacidad de las afiliadas para defender los derechos humanos en instancias nacionales e internacionales, fortaleciendo la articulación coordinada de acciones de solidaridad internacional e incidencia en la OIT y en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos a través de la Red de Derechos Humanos CSA-CSI.

5. La CSA reafirma su compromiso en la lucha contra el trabajo infantil y el trabajo forzoso. Con apoyo de la Red Continental de Combate al Trabajo Infantil denunciará todo tipo de explotación infantil, articulando acciones con actores aliados y participando en la Iniciativa Regional América Latina y Caribe Libre de Trabajo Infantil. En coordinación con CSI se articularán acciones contra las formas contemporáneas de esclavitud, como la trata de personas, la explotación sexual o las peores formas de trabajo infantil. Promoveremos la eliminación del trabajo infantil y en especial la protección de las niñas frente a toda forma de abuso y violencia. La lucha por el fortalecimiento de la gobernanza en las cadenas globales de suministro acogerá este propósito entre sus prioridades.

6. La CSA luchará contra toda forma de discriminación basada en motivos de género, raza, nacionalidad, procedencia étnica, religión, opinión política, edad, discapacidad, salud, orientación sexual o identidad de género. Respaldará la promoción de una norma internacional contra el feminicidio, las violencias de género, racista, xenofóbica e intolerancia religiosa en el lugar de trabajo. A través del Instituto Sindical Interamericano por la Igualdad Racial (INSPIR) y organizaciones afiliadas, la CSA apoyará la campaña con la ISP para ratificar las Convenciones A-68 y A-69 de la OEA contra toda forma de discriminación e intolerancia. Apoyará el trabajo a favor de la justicia racial en los sindicatos a través de la negociación colectiva y la incidencia en las políticas públicas. Apoyará la lucha contra la discriminación de los pueblos originarios y exigirá el respeto de su derecho a decidir sus propias prioridades de desarrollo, a la propiedad sobre las tierras que tradicionalmente ocupan, a la consulta y participación en la formulación, aplicación y evaluación de proyectos que afecten sus condiciones de vida tradicionales, exigiendo la ratificación y aplicación del Convenio 169.

RESPONSABLE POLÍTICO:

Laerte Teixeira

laerte.teixeira@csa-csi.org

RESPONSABLE TÉCNICO:

Carlos Ledesma

carlos.ledesma@csa-csi.org

SITEMAP