CSA condena violencia contra defensoras y defensores de derechos humanos en las Américas

publicado el 17/02/2017 a las 15:22 .

La CSA condena toda forma de violencia contra las personas defensoras de los derechos humanos, entre ellos líderes indígenas, sociales, comunitarios y sindicales.

 

Según comunicado oficial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)(http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/011.asp) en lo que va del año 2017 ha habido un incremento devastador de la violencia contra aquellas personas que se oponen a proyectos extractivos o de desarrollo, o que defienden el derecho a la tierra y a los recursos naturales de los pueblos indígenas, y las personas defensoras indígenas y afrodescendientes que continúan enfrentando grandes riesgos de violencia.

15751641210_1969e34f58_z

Créditos de la foto: Daniel Cima/CIDH

Entre los asesinatos producidos en el 2017 que figuran en el comunicado CIDH están:

Colombia
• 6 de enero: Olmedo Pito García, joven líder indígena, miembro del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en Cauca, Colombia.
• 7 de enero: Aldemar Parra García, líder comunitario que luchaba contra el desplazamiento forzado de su comunidad por la destrucción ambiental causada por industriales mineras.
• 10 de enero: Juan Mosquera, reconocido líder comunitario de la región del Bajo Atrato y su hijo Moisés Mosquera.
• 11 de enero: Jose Yimer Cartagena, líder campesino de Marcha Patriótica Alto Sinú y vicepresidente de ASODECAS;
• 11 de enero: Emilsen Manyoma, joven afrocolombiana líder de su comunidad con CONPAZ y su esposo Joe Javier Rodallega, cuyos cuerpos fueron ubicados el 17 de enero.
• 26 de enero: Yoryanis Isabel Bernal Varela, quien trabajaba en la defensa de los derechos de las mujeres indígenas Wiwa en la región de la Sierra Nevada de Santa Marta.

México
• 15 de enero: Isidro Baldenegro, conocido activista ambiental indígena que luchó contra la explotación forestal ilegal del bosque antiguo de la Sierra Madre Occidental en territorio tarahumara/raramuri, en Chihuahua.
• Juan Ontiveros Ramos, defensor de derechos humanos y ambientales que luego del asesinato de Isidro Baldenegro había denunciado la situación de violencia en la región.

Guatemala
• 16 de enero: Laura Leonor Vázquez Pineda, antigua activista del movimiento pacífico de resistencia contra el proyecto minero de San Rafael.
• 17 de enero: Sebastián Alonso Juan, indígena defensor de los derechos de la tierra, en Huehuetenango, en protesta pacífica en contra de proyectos hidroeléctricos Pojom I y II.

Nicaragua
• Fue asesinada en su tierra una familia entera de la comunidad indígena Miskitu, conformada por Bernicia Dixon Peralta, su esposo Feliciano Benlis Flores y su hijo de 11 años, Feliciano Benlis Dixon, lo que habría sido una represalia porque habían llevado a la justicia una disputa para obtener el título de propiedad sobre sus tierras.

Para la CSA estos hechos demuestran la generalizada situación de violencia que se vive en la región, la falta de garantías mínimas que padecen las personas defensoras de los derechos humanos, y la lógica violenta de un modelo de desarrollo que impone los intereses de las grandes empresas transnacionales que no fomentan desarrollo, no generan puestos de trabajo decentes, causan daños ambientales y territoriales, incrementan la pobreza, el desplazamiento forzado de poblaciones, la desarticulación de las economías campesinas y las comunidades originarias, y el asesinato de las personas defensoras de los derechos humanos.

La CSA insta a los gobiernos a emprender una investigación exhaustiva dirigida a identificar y sancionar a los autores intelectuales y materiales de estos crímenes, y a adoptar las medidas necesarias para garantizar la integridad física y la vida de las personas defensoras de derechos humanos.

 

VOLVER ARRIBA

SITEMAP