CSA condena nuevo asesinato de líder indígena en Honduras

publicado el 08/07/2016 a las 09:52 .

LESBIA JANETH URQUÍA URQUÍA, de 49 años y madre de dos hijas y un hijo, formaba parte de un grupo opositor a un proyecto hidroeléctrico sobre el río Chinacla, que cruza por territorios de los pueblos indígenas lencas en el oeste de Honduras. Fue secuestrada el 5 de julio y hallada muerta el 6 de julio, asesinada a machetazos, en un lugar conocido como Mata Mulas, cerca del botadero de Marcala, municipio donde vivía en el departamento La Paz.

honduras

Repudiamos este nuevo crimen, que se suma a los cobardes asesinatos de los líderes indígenas BERTA CÁCERES y NELSON GARCÍA, miembros del COPINH, ocurridos hace 4 meses y que aún siguen impunes. Esta situación refleja una vez más el contexto generalizado de violencia e impunidad que se vive en Honduras y la grave de persecución contra las defensoras y los defensores de derechos humanos.

A siete años del golpe de Estado, Honduras se ha convertido en unos de los países más violentos y peligrosos para el activismo en defensa del medio ambiente y uno de los más pobres, con niveles extremos de corrupción y un sistemático proceso de persecución, criminalización y asesinatos de líderes indígenas.

La CSA ha emprendido acciones a nivel internacional sumándose a la Misión Internacional “Justicia para Berta Cáceres” y denunciando estos crímenes ante la 105° Conferencia Internacional de la OIT. Continuaremos denunciando estos atropellos a los derechos humanos y la política neoliberal de imposición de megaproyectos extractivistas implantados con políticas de terror.

 

Noticias Anteriores

SITEMAP