CSA saluda Avances en el Proceso de Paz en Colombia

publicado el 25/09/2015 a las 00:00 .

La firma del acuerdo sobre Justicia y Victimas entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), representa un avance fundamental para poner fin al conflicto 

La firma de este documento, realizada este 23 de septiembre en La Habana, entre el presidente Juan Manuel Santos y el comandante Timoleón Jiménez (Timochenko), jefe de las FARC, constituye una señal clara de avance para acabar con el conflicto armado, que se arrastra desde hace más de 50 años y que ha ocasionado más de 500 mil asesinatos, miles de heridos y desaparecidos, más de 5 millones de desplazados/as e incontables pérdidas económicas.
  /
El acuerdo sobre Justicia y Victimas, que entre otras cuestiones crea un sistema de justicia especial sobre DDHH y reparación de las víctimas, ha sido respaldado por todas las centrales sindicales colombianas, quienes han demandado del gobierno y las FARC un efectivo compromiso para que sea superado definitivamente el conflicto, así como las causas estructurales que lo han ocasionado. La justicia frente al conflicto implica para el sindicalismo el establecimiento de responsabilidades por las miles de víctimas que este ha cobrado a los sindicatos. Igualmente la histórica reparación por los daños humanos, materiales y sociales, que la violencia ocasionó al movimiento sindical.

Para la CSA y el sindicalismo de las Américas el fin del conflicto armado en Colombia representa uno de los asuntos fundamentales para la paz de la región y para encauzar a ese país por una senda de justicia, inclusión, superación de la pobreza y realización de los derechos fundamentales del trabajo, por lo que mantiene su respaldo al proceso de negociaciones en La Habana, que es acompañado por varios gobiernos de la región y del mundo.

La CSA saluda la firma del Acuerdo por Justicia y Victimas, demanda el cese definitivo a las acciones armadas por parte de los actores del conflicto y confía en que pronto sean culminados el resto de los Acuerdos que están siendo negociados, para que Colombia pueda gozar de una verdadera paz, con justicia, democracia y derechos para todas/os. São Paulo, 25 de septiembre de 2015
 

VOLVER ARRIBA

SITEMAP