Corte Interamericana de DDHH sentencia el Estado brasileño ante prácticas de esclavitud moderna

publicado el 01/02/2017 a las 17:58 .

trabajo escravo

De acuerdo con la sentencia del caso “Trabajadores da Fazenda (Hacienda) Brasil Verde vs Brasil”, el Estado brasileño es responsable por no garantizar la protección de 85 trabajadores sometidos a esclavitud, y también por la falta del acceso a la justicia a otros 43 trabajadores, víctimas de prácticas de esclavitud moderna en una hacienda en el Estado de Pará.

La sentencia ordena al Estado brasileño a retomar las investigaciones sobre el caso, adoptar medidas para evitar que el delito de esclavitud prescriba y reparar a las víctimas por los daños inmateriales sufridos, pagando indemnizaciones a las/os trabajadoras/es afectados.
Es la primera vez que la prohibición del trabajo esclavo es aplicada por la CIDH en un caso concreto en el continente, considerando como responsabilidad y deber de un Estado el enfrentar la esclavitud moderna y la trata de personas.
La Corte IDH resalta en la sentencia que la violación al derecho de no ser sometido a la esclavitud está inserta en un contexto de discriminación estructural de los trabajadores esclavizados en razón de su situación de vulnerabilidad económica, y afirma que la pobreza es un factor de vulnerabilidad que profundiza el impacto que tienen las víctimas de violaciones a derechos humanos sometidas a esta condición.
Esta sentencia se da en momentos en que el gobierno interino de Michel Temer está arremetiendo contra los derechos fundamentales de la clase trabajadora brasileña, adoptando medidas que prevén privatizar recursos clave del país y recortar el gasto social.
En esta línea, la CSI ha acogido con beneplácito el llamamiento por parte de la oficina de la OIT en Brasil para una redistribución de las tierras para combatir el trabajo forzoso, evidenciado en los casos objeto de la sentencia. Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, comentó: “Poderosos terratenientes son responsables de la existencia de esclavitud en Brasil, y esta sentencia exige cuentas a las autoridades en cuanto a la protección de los trabajadores frente al trabajo forzoso. Con las medidas del Gobierno de Michel Temer, revocando numerosas leyes laborales y su aplicación, muchas más personas corren el riesgo de quedar atrapadas en situaciones de trabajo forzoso. Entre tanto, los perpetradores, incluidos algunos actuales miembros del Parlamento, escapan a la justicia. Una justa distribución de las tierras y la plena aplicación de la legalidad son cruciales para poner fin a la esclavitud en Brasil".

Enlace a la sentencia de la CIDH: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_318_esp.pdf

 

Noticias Anteriores

SITEMAP