Homenaje Internacional 40 años después: trabajadores/as por la memoria, verdad y justicia

publicado el 05/04/2016 a las 09:04 , por UGT España .

En las décadas de los 70 y 80, en el contexto de la Operación Cóndor, un plan sistemático de represión y silenciamiento de la oposición política y social, las dictaduras militares, produjeron miles de asesinados, torturados, encarcelados, exiliados, represaliados en múltiples formas, obligando a estos hombres y mujeres a "vivir sin historia".

No lo han logrado, los actos conmemorativos que realizamos estos días, los que se hicieron en años anteriores y los que seguiremos convocando en el futuro son una prueba de ello.
Su historia, nuestra historia se construye con la MEMORIA.

Los nombres de Videla en Argentina, Pinochet en Chile, Garrastazu en Brasil, Banzer en Bolivia, Stroessner en Paraguay y Bordaberry en Uruguay al igual que Franco en España forman parte de la historia universal de la infamia. Digamos alto y claro la VERDAD.

En toda Europa y en España una oleada de solidaridad se mantuvo firme durante años. En los momentos finales de las luchas contra la dictadura franquista tuvimos la ocasión y la responsabilidad de sentir y actuar ante una causa propia. La acción internacional contra el genocidio que estaba aconteciendo en América del Sur formaba parte de la conquista de la democracia en España.

La acogida de los refugiados y exiliados, la lucha contra la impunidad ayudando a construir plataformas en gran parte de las ciudades de nuestro país, la denuncia sistemática de los gobiernos dictatoriales fueron tareas cotidianas asumidas por los militantes de la UGT, junto a los compañeros y compañeras de otras organizaciones sindicales, de la sociedad civil, de las organizaciones políticas democráticas y de miles de personas progresistas comprometidos todos en sus ámbitos de actuación.

Recordemos dos hechos conocidos en el ámbito judicial que reflejan esa profunda interrelación de los esfuerzos que hemos compartido en favor de una jurisdicción penal universal a un lado y otro del atlántico, la competencia legal española para juzgar delitos de lesa humanidad que permitió llevar a Scilingo y Cavallo militares de la armada argentina a los tribunales españoles y la admisión a trámite por la justicia argentina de la querella criminal por los crímenes cometidos en España entre julio de 1936 y junio de 1977.

Baltazar Garzón y María Servini son los nombres propios que simbolizan la voluntad y el compromiso de una base social popular en ambos países en demanda de JUSTICIA.

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA son tareas del presente y del futuro que reclaman de todos nosotros extraer las lecciones de lo sucedido para evitar que vuelva a repetirse.

España sigue siendo una excepción en Europa. Hoy a punto de cumplirse los 80 años del golpe militar la ONU (el Comité, el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas y el Relator Especial para la verdad, justicia y reparación) ha recordado, en tres resoluciones de esos organismos de derechos humanos, que las víctimas del franquismo siguen privadas de sus derechos. Unas víctimas que nunca han sido reconocidas como tales, a pesar del tiempo transcurrido desde la muerte del dictador y la llegada de la democracia.

Más de 100 asociaciones de familiares de víctimas, de la memoria histórica, juristas, organizaciones sociales y de derechos humanos constituyeron hace unos años la Plataforma por la Comisión de la Verdad en la que estamos integrados también la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras.

Es hora de terminar con el olvido al que han sido sometidos los que se opusieron al golpe de Estado y la dictadura franquista. Le creación de una Comisión de la Verdad emanada del parlamento ha sido planteada por la ONU en sus recomendaciones al Estado Español. El parlamento surgido de la elecciones del 20 diciembre de 2015 tiene que asumir y adoptar esa decisión.

El Homenaje Internacional que hacemos hoy aquí a los trabajadores y trabajadoras, a los estudiantes y a los activistas del Cono Sur, defensores de la democracia, los derechos civiles y sociales forma también y así lo sentimos del necesario reconocimiento de la víctimas, de la MEMORIA, la VERDAD y la JUSTICIA en España.

Finalmente desde la UGT compartimos la preocupación expresada por la Confederación Sindical de las Américas por el retorno de las políticas de ajuste y despidos en Argentina impuestas por la represión de los trabajadores y desarrolladas por un gobierno democráticamente elegido.

Agradecemos las muestras de solidaridad de los sindicatos europeos y de las Américas ante las políticas represivas del Gobierno del Partido Popular, aprobando la Ley de Seguridad Ciudadana, que ha supuesto un ataque directo a nuestro sistema de derechos fundamentales, restringiendo y limitando gravemente los derechos de reunión y manifestación, e imponiendo en la reforma del Código Penal sanciones y multas desorbitadas que castigan la disconformidad y las formas de protesta constitucionalmente reconocidas.

Hemos sentido vuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras españoles en la defensa del derecho de huelga y por la libertad de los más de 300 sindicalistas de UGT y CCOO imputados por ejercer este derecho parte fundamental de la libertad sindical.

GRACIAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS POR VUESTRA AYUDA, APOYO Y SOLIDARIDAD

 

Noticias Anteriores

SITEMAP