La CSA manifiesta su solidaridad y apoyo a la lucha de la población guatemalteca

publicado el 05/09/2015 a las 00:00 .

La Confederación Sindical de trabajadores y trabajadoras de las Américas (CSA), manifiesta que la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, es un hecho fundamental en el proceso de recuperación democrática de ese país y se suma a sus afiliadas

/
La Confederación Sindical de trabajadores y trabajadoras de las Américas (CSA), manifiesta que la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, es un hecho fundamental en el proceso de recuperación democrática de ese país y se suma a sus afiliadas, la Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), la Confederación de Unidad Sindical de Guatemala (CUSG) y a la Unidad Sindical de Trabajadores de la Guatemala (UNSITRAGUA), en el reconocimiento a la determinación del pueblo guatemalteco para luchar contra la impunidad y la corrupción.

La renuncia al cargo presentada por el ahora ex Presidente Otto Pérez Molina, luego de la revocatoria de su mandato por el Congreso de la República y de que un juzgado ordenara su captura por delitos de corrupción, es un paso positivo hacia el fortalecimiento de la Democracia y el Estado de Derecho en el país.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), órgano independiente creado en 2006 por medio de un acuerdo firmado entre las Naciones Unidas y el Gobierno de Guatemala, ha desempeñado un papel crucial a la hora de sacar a la luz la participación de la élite gobernante del país en casos de fraude y corrupción. El movimiento sindical internacional, a través de la CSI y la CSA, así como sus organizaciones afiliadas realizaron múltiples presiones cuando el gobierno hoy depuesto pretendió no renovar el mandato de la CIGIC, ante la evidencia de que su actuación probaría el grado de involucramiento de las elites gobernantes con ilícitos contra la sociedad guatemalteca.

Cabe mencionar que para el movimiento sindical internacional este desenlace de la crisis política, no representa la superación de la crisis de DDHH y libertades sindicales que durante la gestión de Pérez Molina, no mostró prácticamente ningún avance y por el contrario se profundizó. Nos preocupa sobremanera que el marco de la situación de inestabilidad que se vive, pueda ser aprovechado por los detentores del poder para socavar aún más los derechos de las/os trabajadores/es guatemaltecos.

Para la CSA la renuncia y posterior detención de Pérez Molina es un paso crucial, y la comunidad internacional tiene que mantener la presión para garantizar la consolidación de los procesos e instituciones democráticas en Guatemala. El derecho a la vida, los derechos laborales, la protección social y poner término a la impunidad de los perpetradores de crímenes contra sindicalistas y demás defensores de la democracia a lo largo de muchos años, son factores esenciales para que se pueda instaurar un cambio real y duradero. El pueblo de Guatemala no tiene por qué seguir sujeto al mismo sistema corrompido en el que sólo se aplican cambios superficiales.

El domingo, 06 de septiembre de 2015 habrá elecciones generales en Guatemala en las que se elegirán presidente, vicepresidente, miembros del Congresso (158), diputados del Parlamento Centroamericano (20), así como también alcaldes en 38 municipios. Se teme que la corrupción, rasgo característico de la política guatemalteca, así como el narcotráfico, puedan seguir jugando un papel importante en los resultados de las próximas elecciones generales. La población de Guatemala debe asumir en las urnas la responsabilidad de elegir ciudadano/ass comprometidos con la honestidad y defensores de los Derechos Humanos, Derechos Laborales y Sindicales y de los genuinos intereses de la Clase Trabajadora, los Derechos de las Mujeres, de los jóvenes, los pueblos originarios y del pueblo en general.
Desde la CSA continuaremos apoyando la histórica y digna lucha del pueblo de Guatemala, por verdadera democracia, justicia social y una economía al servicio de los intereses de la mayoría. Saludamos al pueblo y sus organizaciones sociales y enviamos nuestra solidaridad de clase en estos momentos fundamentales.

VOLVER ARRIBA

SITEMAP