Preocupación por situación de los campesinos acusados en el caso de Curuguaty

publicado el 06/07/2016 a las 15:51 .

El juicio iniciado por este caso ha estado lleno de arbitrariedades y no se ha probado ninguna de las acusaciones de la fiscalía. Ha quedado demostrado en juicio que no hubo invasión, ni hubo una asociación criminal clandestina, como pretendió decir la fiscalía y por lo cual solicitó las penas máximas de prisión. Las campesinas y campesinos de Curuguaty estaban asociados legalmente a una comisión vecinal reconocida por el INDERT que les autorizó a tramitar esas tierras. No hay pruebas por homicidio, invasión ni asociación criminal, solamente un ataque a las familias campesinas por el simple hecho de buscar tierra para trabajar y vivir con dignidad.

0003450262

Fuente: UltimaHora

Una sentencia condenatoria sería una gran injusticia, un grave precedente de violación de los derechos humanos y del debido proceso de los campesinos acusados y el Estado paraguayo se expondría a fuertes sanciones de organismos internacionales.

A más de cuatro años de esa masacre, 11 sobrevivientes de la tragedia, todos campesinos, siguen acusados falsamente por la muerte de los policías. No se investigó la muerte de ni uno solo de los 11 campesinos asesinados. La fiscalía quiso hacer creer al pueblo paraguayo y a la opinión pública internacional que 60 campesinos (hombres, mujeres, ancianos y niños) emboscaron a, al menos, 324 efectivos policiales de élite con poderosas armas de guerra, helicópteros y montada. Quisieron ocultar que los policías tenían armas automáticas y lograron ocultar los vídeos del helicóptero y del Ministerio del Interior. Pero la verdad salió a flote y hoy existen muchas fotografías, vídeos y testimonios que desmienten esa teoría.

La sentencia fijada para el próximo lunes 11 de julio de este proceso constituye un acontecimiento histórico por la flagrante violación a los derechos humanos y sus implicancias políticas. Si se permite que personas inocentes sean condenadas a prisión por 5 a 40 años, nunca podrán ser investigados los verdaderos responsables de esta tragedia, en adelante cualquier persona podría ser acusada falsamente y condenada sin ninguna una sola prueba.

La CSA apoya a las y los campesinos y sus familias en su lucha por saber qué pasó, quiénes son los verdaderos responsables de la masacre de Curuguaty y que haya justicia para los niños huérfanos, las madres y padres que perdieron hijos, hermanos, esposos, para todas las familias perseguidas y enlutadas. Para que esto ocurra, estas 11 personas acusadas sin pruebas deben ser absueltas y liberadas de todos los procesos por la masacre de Curuguaty.

 

Noticias Anteriores

SITEMAP