Tratado Canadá - Europa negativo para pueblo canadiense

publicado el 26/09/2016 a las 11:30 , por Hassan Yussuff .

“Canadá y Europa comparten muchos valores que podrían conducir al fortalecimiento de nuestra relación comercial de manera justa y equitativa, con derechos laborales sólidos y normas ambientales robustas,” indicó Hassan Yussuff, presidente del CLC y Presidente de la CSA. “Desafortunadamente el AECG no cumple con estos criterios.”

HassanEl AECG es muy controvertido. Más de tres millones de europeos han firmado una petición en contra del mismo. La oposición europea al AECG está en aumento, sobre todo debido a los derechos que concede a los inversores y la falta de protección de los servicios públicos.

“Los sindicatos, grupos ambientalistas y ciudadanos de Canadá sostienen que el acuerdo padece de fallas esenciales, favoreciendo los intereses de las corporaciones por encima de los derechos democráticos de los canadienses,” dijo Yussuff.

El CLC comunicó sus inquietudes a los parlamentarios canadienses y europeos, y recomendó lo siguiente:

• Eliminar toda la normativa relativa a los derechos de los inversores. El CLC ha instado a los parlamentarios europeos a que aprendan de la experiencia canadiense con los Tribunales de Inversores tomando en cuenta que dicha normativa provee una poderosa palanca a las corporaciones para presionar a los gobiernos para que quebranten sus reglamentaciones ambientales, laborales u otros reglamentos, dejando a los contribuyentes deudas de miles de millones en indemnizaciones a las corporaciones. El Sistema de Tribunales de Inversores modificado ha cambiado algunos de los elementos más desagradables y poco éticos del Arbitraje de Diferencias Inversor-Estado, pero sigue privilegiando los derechos de las grandes corporaciones y socavando el derecho a reglamentar del gobierno.

• Proteger los servicios públicos de la privatización.
El CLC busca que el tratado revierta a la utilización de una "lista positiva" para proteger los servicios públicos actuales y futuros. Ningún gobierno está en condiciones de comprometerse a privatizar de antemano, tal como garantizan las cláusulas de ‘lista negativa’, ‘trinquete’ y ‘mantenimiento del statu quo’.

• Detener las renovaciones de las patentes farmacéuticas.
El CLC se opone a las disposiciones de protección de patentes del AECG que podrían aumentar el costo anual de los productos farmacéuticos en nuestro sistema de salud en un 1 mil millón o más.

• Incluir un mecanismo real para hacer cumplir los derechos laborales. Actualmente, las violaciones de los derechos laborales no son objeto de sanciones significativas, lo cual contrasta marcadamente con las disposiciones relativas a los derechos de los inversores.

“Apoyamos a los trabajadores/as europeos/as y a la sociedad civil que se moviliza en Alemania, Austria, Bélgica y otros países para oponerse al AECG,” declaró Yussuff.

“La incontenible oposición europea derrotó un tratado comercial con los EE.UU. y esperamos convencer a nuestros gobiernos que es posible lograr un comercio verdaderamente justo,” agregó.

 

Noticias Anteriores

SITEMAP