Centrales sindicales de Brasil convocan paro nacional este viernes

publicado el 11/11/2016 a las 15:17 .

El objetivo del paro es protestar en contra de los retrocesos de la agenda del gobierno Temer, como el proyecto de ley de congelamiento del gasto público, la flexibilización de las leyes laborales y la reforma de la Previdencia Social.

4cef81016eb6a0d34bd7bfc840ebc17bLas centrales brasileñas CUT, UGT y Nueva Central - afiliadas de la CSA, y demás centrales - CTB, Intersindical, CSP-Conlutas y FS - convocan a las y los trabajadores a un Paro Nacional este viernes, 11 de noviembre, en contra de la retirada de los derechos de las y los trabajadores impuestas por el gobierno de Michel Temer.

Agenda de retrocesos

Congelamiento de gastos
Aprobado el 25 de octubre en el Parlamento, el PEC (Proyecto de Enmienda Constitucional) 241, que el Senado trasladó al PEC 55, prevé la congelación de las inversiones públicas para los próximos 20 años. La medida tendrá un impacto directo sobre los recursos asignados por la Unión a áreas tales como la salud y la educación, ya que se ajustará el presupuesto sólo de acuerdo con la inflación del año anterior.

Pré-Sal
La aprobación del Proyecto de Ley (PL) 4567/2016 cambia el papel de Petrobras en la explotación del Pré-Sal. Además de ya no ser el único operador, la compañía tampoco tendrá derecho a un mínimo de 30% de la producción, según establecía la ley anterior, aprobada durante el gobierno Lula. Con el argumentando de adaptar la empresa a sus deudas y abrir el mercado a nuevos inversores, la medida hará retroceder toda la cadena de producción desarrollada a partir del descubrimiento del Pre-Sal en el país, en detrimento del desarrollo y la innovación tecnológica, además de hacer volver al país a ser mero exportador de materias primas.

Reforma de la Previdencia Social
Una de las medidas anunciadas como prioridad por Temer, la reforma de la Previdencia Social, aumentará la edad mínima de jubilación a los 65 años e iguala la edad entre hombres y mujeres, y entre los trabajadores del campo y la ciudad. Otra medida que puede hacer daño a los jubilados es que la propuesta de Temer prevé la desvinculación de las pensiones de la seguridad social a los ajustes del salario mínimo. La política adoptada por el gobierno Lula/Dilma, que valorizó mucho los salarios mínimos, provocó el aumento las pensiones por encima de la inflación.

Tercerización
El PL 4330, aprobado por la Cámara y pendiente en el Senado como PLC 30, prevé la tercerización sin restricciones de las actividades básicas en las empresas. Si finalmente es aprobada también por el Senado, el proyecto de ley autorizará la precariedad del trabajo y casi anula la importancia de la CLT (Consolidación de las Leyes Laborales de Brasil) en la protección de los derechos de las y los trabajadores, ya que los contratistas de trabajadores/as subcontratados no estarán obligados a cumplir con las leyes laborales.

Corrupción
Cuando asumió el cargo, Temer hizo causa en contra de la corrupción. Sin embargo, desde entonces, tres ministros de su gobierno han sido retirados por su presunta implicación en casos de corrupción: Romero Juca (Planificación), Fabiano Silveira (Transparencia, Supervisión y Control) y Henrique Alves (Turismo). Además, el Presidente retiró el carácter de urgencia del paquete de medidas contra la corrupción, que fueron preparadas por el Gabinete de Dilma Rousseff y enviadas al Congreso.

 

SITEMAP