Las revisiones nacionales voluntarias de la Agenda 2030: ¿qué pasó en Nueva York?

publicado el 15/09/2016 a las 11:42 .

En la segunda semana de la serie de sesiones de alto nivel del Foro Político de Alto Nivel (FPAN) en Nueva York, del 18 al 20 de julio de 2016, 22 gobiernos hicieron presentaciones sobre las medidas que están adoptando para ejecutar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

Por Matt Simonds (TUAC/RSCD)

Las denominadas revisiones nacionales voluntarias son un elemento clave del proceso de seguimiento y revisión que respalda a la Agenda 2030. Son el mecanismo para que los gobiernos informen acerca del progreso y los retos con respecto a la consecución de las metas establecidas por los ODS. “Se anima” a cada Estado Miembro de las Naciones Unidas a presentar informes al FPAN en al menos tres ocasiones durante el período de 15 años.

Para el primer año, se esperaba que los países señalaran pocos progresos con respecto a los ODS y las metas en estas revisiones, ya que la Agenda 2030 se adoptó tan solo hace un año y el marco de indicadores para supervisar la ejecución todavía se está finalizando. Por lo tanto, era difícil prejuzgar el FPAN de este año, puesto que era posible que las presentaciones se limitaran a indicar qué medidas se están adoptando para ejecutar y alcanzar los objetivos de la Agenda 2030. Sin embargo, las revisiones parecieron muy superficiales, lo que dio un aire de simulacro al FPAN (la notas/resúmenes de cada revisión están disponibles aquí).

Las presentaciones de casi todos los países repasaron simplemente las diferentes iniciativas en curso y describieron cómo se garantizaría la consecución de los ODS. A continuación, hubo una serie de intervenciones planeadas de uno o dos Estados Miembros y un representante de los Grupos principales y otras partes interesadas (MGoS, por sus siglas en inglés). Las intervenciones de los MGoS fueron revisadas en cierta medida con antelación y fueron enviadas a los gobiernos que presentaban las revisiones.

Cabe señalar que resultó extraño que, sin demasiadas explicaciones, se presentaran en bloque algunas revisiones (p.ej. cuatro países presentaron sucesivamente sus revisiones) y el debate que siguió cubriera las revisiones de todos los países al mismo tiempo, mientras que otros países decidieron hacer presentaciones individuales más largas y completas y llevar a cabo un debate más centrado. Como resultado, las presentaciones de las revisiones nacionales fueron más bien una obra de teatro que seguía un guion en lugar de un debate interactivo. Se puede encontrar el resumen oficinal de las Naciones Unidas de las presentaciones y los debates posteriores aquí.

Teniendo en cuenta que era el primer FPAN desde la adopción de la Agenda 2030, por lo que se evitó hacer algunas críticas, los grupos de la sociedad civil consideraron que el programa del FPAN podría haberse diseñado mejor para generar un debate más interactivo. En vista de ello, los grupos de la sociedad civil prepararon una carta que indicaba tres áreas en las que podía mejorar el FPAN. La carta está disponible aquí. En resumen, se podría mejorar el programa invirtiendo el orden de la serie de sesiones de alto nivel y la serie de sesiones temáticas para que las reflexiones recogidas de las revisiones nacionales puedan integrarse en los debates temáticos más centrados en las políticas.

Así, las revisiones nacionales son tal vez la parte más importante del FPAN y, por lo tanto, se les debería dedicar más tiempo para promover un debate más profundo. Los debates temáticos ofrecieron muchas oportunidades para el diálogo y para las contribuciones de los MGoS, mientras que las revisiones nacionales ofrecieron oportunidades muy limitadas, cuando deberían ofrecer las mismas. Por último, las revisiones nacionales deben incorporar mejor los puntos de vista de los grupos no ejecutivos, una crítica formulada en diferentes contextos. En general, es imperativo reconsiderar cómo está diseñada la serie de sesiones de alto nivel para que desempeñe eficazmente la función de “rendición de cuentas” con respecto a los ODS y las metas que se supone que debe desempeñar.

El Debate General tuvo lugar de forma paralela a las revisiones nacionales y como parte de la serie de sesiones de alto nivel. En él participaron jefes de delegaciones de Estados Miembros e intervino Davids Etyang, de la Confederación Sindical de África Oriental (EATUC), en nombre del Grupo principal de trabajadores y sindicatos.

Uno de los resultados del FPAN fue una declaración ministerial (próximamente aquí) que es más una cuestión de forma que de función. Aunque algunos miembros de la sociedad civil mostraron su descontento con el contenido y la ambición de la declaración, las expectativas de un documento de conclusiones negociado y sólido no deberían haber sido tan altas, ya que el acto se celebró poco después de la adopción de una agenda ambiciosa, que se elaboró en casi tres años. Al menos, contar con una declaración negociada y convenida con algún contenido sienta un precedente positivo para el futuro.

Más noticias sobre el FPAN de la delegación sindical.

 

VOLVER ARRIBA

SITEMAP